Sobre La verdad increíble, de Tove Jansson

Por Cristian De Nápoli

Además de la privada, la finlandesa Tove Jansson tuvo tres vidas. En una fue pintora de acuarelas y murales, con retratos y paisajes agrestes, arbolados; una pintora devota aunque no muy estimada por la crítica. En otra fue escritora de libros ilustrados para niños: historias de aventuras, honor, ternura y amistades invencibles, vividas por una familia de animalitos del bosque, los Mumins. Esta fue la vida exitosa de Tove; sus criaturas saltaron de los libros a la tele haciendo que su país, Finlandia, se llene de turistas europeos y japoneses que sólo viajaban para conocer la tierra de los Mumins. En su tercera vida pública, y ya con 60 años, Tove (se pronuncia “Tuve”) escribió cinco novelas adultas y varios relatos. La verdad increíble, de 1982, es una de esas novelas, y es la que hilvana las tres vidas, ya que una de las protagonistas es una pintora que tiene éxito cuando olvida su fidelidad a la tierra, guarda el caballete y abandona el naturalismo para llenar los bosques con dibujitos de “conejos” ficticios.
La verdad increíble narra el encuentro entre una anciana artista solitaria y llena de dinero, Anna, y una joven del pueblo, Katri, de quien todos comentan que es bruja. Lo que hace bruja a Katri -que domina las matemáticas- es su virtud para dar consejos económicos a quien se los pida. Pero esos consejos son terribles, porque obligan a desconfiar de todo el mundo desde el instante en que se los recibe. Honestísima y poco sutil, Katri sanciona, recomienda, dirime. La gente que va tras su consejo sale diciendo “si vos lo decís seguro es así, pero…”. Uno se entera que el almacenero estafaba, o que tal persona “es adorable sólo porque nunca se vio obligada a mostrar maldad”. “Es cierto, Katri pone en orden tus cosas, pero cuando vuelves de hablar con ella ya no confías en nadie”.
El cruce y desenlace surgen del plan de Katri para ganarse la confianza de la artista Anna ayudándola en sus tareas – transformándose, sin ir más lejos, en su agente literaria- y logrando con ello su máxima ambición: construir un barco enorme para Mats, su hermanito de quince años, de quien todos en el pueblo sacan provecho por su inocencia y vocación de servicio. Ni bien se conocen, Mats y Anna se caen bárbaro: a los dos les encanta leer historias de aventuras en el mar, el bosque y el desierto, y ambos desprecian por igual “la literatura”, o sea las novelas donde la gente tiene problemas, que son las que le gustan a Katri. Un cuarto personaje es fundamental, el perro de Katri, que cuando esta se muda a la casa de la pintora cambia de humor y empieza a recordar que alguna vez fue lobo.
La verdad increíble al comienzo entrampa con la mística de los escritores y cineastas escandinavos que, sabemos, compiten en quién es el más preparado para vivir en soledad, sin ayuda de nadie, orgullosos en medio de la nieve. Quién vivió en esos países sabe cuánto les gusta a sus gentes medirse en antisociabilidad. Pero pronto el libro abre otra zona en el cruce de sus protagonistas, y lo que tenemos es una historia distinta (o que yo no había leído antes) y narrada con un nivel de maestría que por momentos asombra por sus pincelazos precisos.
“Nunca se puede estar completamente convencido de que no has intentado congraciarte de alguna manera despreciable como la adulación o los adjetivos vacíos”, se dice. “Los perros sin duda nos consideran una especie fatal, deforme y desproporcionada, como escarabajos enormes y lentos, nunca como dioses”, es otra frase para destacar.
En los ‘70 Sudamericana había publicado en Buenos Aires El libro del verano, la primera novela adulta de Tove. Sólo recientemente, sin embargo, ese ciclo de cinco novelas comenzó a traducirse en Europa, y esta, La verdad increíble, ganó en 2011 el premio a la mejor traducción publicada en Inglaterra. Felizmente entonces, llegó la hora de conocer todos esos libros, seguro también en español y por Compañía Naviera.
Tove falleció en 2001, vivía en Helsinki y, siempre que el clima se lo permitía, se exiliaba con su pareja (que era fotógrafa) en una isla del archipiélago que está al este de la capital finlandesa -archipiélago en el que viven, al día de hoy, 260 personas repartidas en un centenar de islas.

La verdad increíble
Tove Jansson
185 Páginas.
Traducción: Christian Kupchik
Cía. Naviera Ilimitada, Buenos Aires, 2020.

Recomendado por La Otra Orilla, Gral. Lucio Norberto Mansilla 2974. CABA.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here